¡Qué grande, qué grande y qué grande…!

Julio Sáenz
febrero 1, 2016

“Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga” Mahatma Gandhi (Porbandar – India británica),  1869 – Nueva Delhi (Unión de la India),  1948.

Han transcurrido ya varios meses y a estas alturas ya podemos tener una valoración mas exacta sobre cómo ha sido esta cosecha del 2015. Ahora los vinos, con la maloláctica ya finalizada, están en ese momento que yo denomino ‘el descanso del guerrero’. Para mí, los dos momentos más “crueles” en la elaboración del vino son la fermentación alcohólica y maloláctica.  Son los dos procesos más intensos, más explosivos…

Fotografía de Justo Rodríguez

Septiembre y octubre tranquilitas, las uvas, al sol, viendo los días pasar y sin que nadie las moleste. Calorcito de día, fresquito a la noche -no te abrigues mucho majete, que con una rebequita lo haces-, madurando lentamente. Llega la vendimia y todo cambia…A peor dirían ellas: primero te aplastan y estrujan, te desangras.  Y luego te desgarras. Lo que antes era tranquilidad ahora se torna batalla. Y te hacen vino. Dejas de ser lo que fuiste. Suena raro verlo así, pero es pura naturaleza. Transformarse para seguir viviendo. Renovarse o morir que diría el sabio. Es otra forma de ver que es lo que ocurre en la elaboración de un vino.

Pues bien, después de todos estos avatares tan intensos, ahora los vinos están reposando. Ahora podemos hacer una valoración más concreta. En La Rioja Alta, S.A. ha sido una cosecha que ha generado muchas expectativas, a nivel de bodega y también a nivel personal. Cambios muy intensos, innovadores y por qué no decirlo, con una cierta incertidumbre, que nos ha mantenido en vilo y con la luz encendida en la noche durante mucho tiempo.

SONY DSC

Esta última semana hemos estado catando y valorando los vinos de esta cosecha y, a bote pronto que diríamos por aquí, estas son mis impresiones:

  • ¡Qué grande es seleccionar! Creo que haber introducido la selección en la uva (en campo y en bodega) va a ser un punto de inflexión importante en la calidad de nuestros vinos. Solo lo mejor va a formar de los distintos coupages. Las (uvas y vinos) que no habéis llegado, lo sentimos mucho, pero tenéis que buscaros la vida fuera de aquí.
  • ¡Qué grande es Rioja! Un año difícil, complicado, con mucha variabilidad….pero es que esto es lo que ha sido Rioja. Una tierra que te da grandes vinos para envejecer, para que se hagan grandes y nos hagan disfrutar 15 o 20 años después. Y otros más eventuales, con menos recorrido y que nos hagan pasar grandes momentos de hoy para mañana. Como dice el sabio “en La Rioja entierras un palo y te da un cesto de melocotones”
  • ¡Qué grande que no todo sea igual! Pues si, todo no va a ser igual. Habrá Grandes Reservas (pocos), Reservas (alguno más) y Crianzas (todavía algunos más). Pero esto es la ‘historia’ de este vino. Lo de años anteriores, todo igual, fenomenal, superguay del Paraguay, era otra batalla….

Pero yo lo tengo claro: me quedo con ésta.

 

Anímate a comentar