El tiempo les ha dado la razón

Julio Sáenz
marzo 13, 2013

“El conocimiento es la mejor inversión que se puede hacer”. Abraham Lincoln (Hodgenville, Kentucky 1809 – Washington D. C. 1865)

Nuevas experiencias en el ‘vinorbe’. En otra ocasión ya he hablado ello, creo. Me refiero al cambio en los hábitos de consumo de vino. Hasta hace unos años, no muchos, el consumidor de vino era un “simple conocedor de marcas”. Sabía cual le gustaba y cual no, quizás alguna añada y poco más. Sabía que los vinos, los buenos…en La Rioja y poco más. Se oía eso de “un amigo me ha dicho que más allá de Burgos, por Valladolid, hacen unos que están también muy buenos”. Y poco más, la verdad. Les hablo de unos 30 años o así, no mucho más.

Pero en estos últimos años, las cosas han cambiado… ¡Y de qué manera! Ya casi ni nos acordamos que, por esa época, ni existía Internet, Windows, móvil, TDT, WIFI, Wii, XP… ni todo las demás siglas, inventos, redes sociales…. Y hoy, ni te cuento. Vamos que, cada día, sale un iii nuevo. ¡Cómo no va a cambiar esto del vino!

Antes, el consumidor, con saberse sus tres o cuatro marcas de referencia iba en globo. Hoy ya no vale eso. Todas estas tecnologías nos han traído una nueva generación de consumidor: ‘la generación del saber’ que yo digo. Hoy piden mucho más. Y para ejemplo, un botón.

El pasado mes de febrero acudimos a un evento organizado por un portal de Internet. ¡Quién me lo iba a decir a mi cuando empezaba con esto del vino! VEREMA, es un portal  donde los amantes del vino tienen un foro, su foro, para discutir sobre algunas de las cosas que más les gustan: el vino y la gastronomía. No es nuevo. Lleva más de 15 años, si mal no recuerdo. Allá cuando empezó este “grupito de chalados” no tenía muy buena fama. Cosas se oían como que eran unos “enteradillos”, que sólo les gustaban los vinos modernos, con mucha barrica, cargados de alcohol y de todo, que si no tenían ni “p.. idea” etc. etc. Vamos, poco menos que unos frikis, como me dijeron una vez.

En el 2009 organizaron un Encuentro en Madrid y allí que me fui ‘de oyente’. Como siempre digo, las cosas mejor verlas antes de que te las cuenten. Y lo que me encontré allí fue a un grupo de gente, joven y no tan joven, con una enorme CURIOSIDAD por el vino y por todo lo que le rodea. Gente que preguntaba. Gente que quería saber no solo las variedades, las zonas de producción, el tipo de barrica, etc. Gente con ánimo de saber. De tener su propia opinión sin ser presos de clichés ya establecidos. Entonces eran un pequeño grupo. Como me dijo uno: la gente piensa que somos un grupo de chalados pero… tiempo al tiempo. Hoy, según pudimos comprobar en Valencia mi amigo Samu y yo son legión. Y claro, EL TIEMPO LES HA DADO LA RAZON.

Lo que nos encontramos este pasado febrero es una cantidad de gente joven (si, joven) probando vinos, interesándose no solo por lo anterior, sino por las añadas que vienen, los cambios que han sufrido las bodegas, las nuevas tendencia de consumo. Gente con un criterio basado y escrito a lo largo de un tiempo de aprendizaje. Nadie se lo ha grabado a fuego. Ellos han ido construyendo su criterio enológico.

Para nosotros fue una experiencia inolvidable. Hicimos una  cata vertical con algunos de los vinos más viejos de la bodega, Gran Reserva 904 y Gran Reserva 890. Antes hubiésemos pensado que a todos estos “enofrikis” no sabrían disfrutar de estos VIEJOS CLÁSICOS. Hay que tener confianza en la gente que quiere aprender, que tiene criterio. Disfrutaron, lo puedo asegurar. Disfrutamos y espero que, en un futuro muy próximo, repitamos. Porque la verdad, salir al escenario con estos viejos rockeros es un verdadero placer. ¡El gusto es mío!

Anímate a comentar

  • Juanjo Brizuela 25/03/2013

    Dos grandes proyectos que estan sabiendo adaptarse muy bien a los nyevos tiempos y a las nuevas expectativas de los consumidores: Verema y Torre de Oña. Y sobre todo construyendo nuevos vinculos en el mundo del vino.
    Felicidades

  • Javier de Castro 14/03/2013

    Sí señor. Fue un verdadero placer disfrutar de aquella cata. Las modas son pasajeras, pero los clásicos no pasan de moda. Por algo reciben ese nombre: por la fidelidad a sí mismos. Siempre estarán ahí para los que nos gustan y para los demás será un decubrimiento. Lo importante es que podamos seguir disfrutándolos, así es que seguid así.

  • José Luis Contreras 13/03/2013

    Julio, no te imaginas como te agradezco todos los comentarios que has hecho sobre Verema. Como bien dices, al principio, hace ya mas de veinte años, éramos un pequeño grupo de, como nos calificarían algunos, “enochalados” que gracias a vinos como los de La Rioja Alta nos aficionamos y nos apasionamos no sólo por el producto si no, sobre todo, por la historia, el estilo de vida y la cultura que hay detrás del mundo del vino. En mi caso, en particular, sólo puedo decir cosas buenas de lo que he vivido a partir de ese momento. Y es que, en el mundo del vino, hay muy buena gente. Y, si no fuera así, como podría encontrarme un post como el que has escrito en tu blog. Sólo me queda decirte, ¡muchas gracias y ojalá nos veamos pronto para tomarnos unos buenos vinos juntos!