Torre de Oña 2009, un paso determinante

Torre de Oña
marzo 13, 2014

El nuevo Reserva destaca por su elegancia y  fiel  interpretación de su privilegiado terruño de Rioja Alavesa 

Con el lanzamiento de esta nueva cosecha del Reserva Torre de Oña damos otro paso importante en la trayectoria enológica de nuestra bodega de Páganos-Laguardia, en la llamada ‘Milla de Oro’ de Rioja Alavesa.  Un camino iniciado en 2005 y que, merced al mayor conocimiento de la finca y del viñedo, nos ha permitido que cada nueva añada sorprenda por su  interpretación del concepto de “vino de terruño”.EPSON DSC picture

Torre de Oña Reserva 2009 es un vino elaborado con una selección de Tempranillo y Mazuelo (5%) de las parcelas Altos de Vallecilla, Calvo, Martelo y Berzal, cuyos suelos nos han proporcionado uvas y mostos con profundo aroma y complejidad que resaltan notablemente la tipicidad de esta privilegiada zona. Es un magnífico “Vino de Finca” que seducirá al amante de Rioja Alavesa.

Torre de Oña 2009 Sello

Este 2009 refleja nuestro esfuerzo en obtener, en cada cosecha, la máxima expresión de la personalidad de Torre de Oña.  Para lograrlo introdujimos algunas novedades importantes en su vinificación y crianza obteniendo como resultado un vino de gran complejidad y estructura, que destaca, además, por ofrecer notas afrutadas intensas. 

Entre las particularidades enológicas de este Torre de Oña 2009 destacamos:

  • A su elaboración destinamos exclusivamente las parcelas Altos de Vallecilla, Calvo, Martelo y Berzal, situadas en laderas con suelos pobres y con mayor contenido en caliza, que produjeron racimos de granos pequeños y sueltos que resaltan la tipicidad de la finca, perfectos para la elaboración de vinos ricos en extracto y cuerpo.
  • Vendimia manual en cajas de 20 kg. y vinificación de cada parcela por separado.
  • El 100% de la uva realizó una maceración pre-fermentativa en frío. Esta técnica nos permite resaltar las características varietales, especialmente sus aromas.
  • Con el fin de aportar estabilidad de color y aromas frescos y afrutados, además de un paso por boca más untuoso y una textura aterciopelada, el 70% del vino realizó la fermentación maloláctica en barrica nueva de roble francés y americano.
  • Para conceder la mayor preponderancia a los aromas afrutados, redujimos la crianza a 20 meses en barricas de roble francés (40% nuevo y 30% de dos vinos) y del Cáucaso (30%). El roble caucásico es el más idóneo cuando lo que se busca es realzar el terruño. Además, facilita el ensamblaje de los taninos.
  • Para mantener la fruta y frescura, hemos reducido a tres el número de trasiegas, complementándolas por relleno cada 15 días, minimizando así la oxidación del vino.
  • El coupage final se realizó tras una exhaustiva selección de los lotes en función de sus calidades, embotellándose en formato 75 y 150 cl.

Puntuado en diciembre de 2013 con 91 puntos Parker, es el primer vino de esta bodega que ha conseguido superar la exigente barrera de los 90 puntos.

Anímate a comentar