Vinos del mundo: el alma de la Toscana

Torre de Oña
Febrero 15, 2012

¡¡Nos gusta viajar!! ¿Qué os parece si abrimos esta sección a conocer también otras importantes zonas enológicas del mundo y otros ‘tipos’ de vinos de calidad que se elaboran internacionalmente? Creemos que el vino es una excusa perfecta para recorrer el mundo, compartir experiencias y ampliar nuestros conocimientos culturales, gastronómicos y enológicos.  Nuestra primera parada, cruzando el Mediterraneo. Nos vamos a Italia: la Toscana.

Italia ocupa desde tiempos remotos un lugar privilegiado en el podio de países productores y exportadores de vino en el mundo. De norte a sur, vastas extensiones de viñedos se entremezclan en una amalgama de variedades y denominaciones de las que, cada año, nacen innumerables vinos de una calidad dispar. En lo más alto por calidad y prestigio, se encuentran los Chianti, elaborados en la preciosa región centro italiana de la Toscana.

El Chianti representa el vino italiano por excelencia. Su milenaria historia adquirió lustre hace ocho siglos cuando los ojos del mundo miraban a Florencia. Allí, familias de insignes apellidos como los Frescobaldi, Medici, Antinori, etc., algunos aún relacionados con el vino, trasladaron sus fortunas al campo donde emergieron notables cultivos de olivo y vid  cuyos frutos eran muy demandados por un adinerado público, provocando el desarrollo de esta zona como área vinícola de calidad. Fue en 1716 cuando, ante la aparición de fraudulentas imitaciones, el Gran Duque de Toscana determinó ordenar las fronteras, parcelando la región vinícola en cuatro zonas: Chianti, Pomino, Carmignano y el alto Valdarno. Pero, a finales del XIX, la crisis filoxérica provocó un incremento de la demanda de Chianti, por lo que todos los vinos toscanos se vendían bajo este nombre. Fue en 1932 cuando nuevamente decide legislarse al respecto, estableciendo unos nuevos límites, doblando el tamaño de la zona ‘original’ y rebautizándola como Chianti Classico.

 Actualmente, el vino italiano se divide en dos categorías, el vino de calidad (DOGC y DOC) y el vino de mesa (IGT y VdT):

  • Denominación de Origen Controlada y Garantizada (DOGC), es la máxima calificación para un vino italiano. Son vinos que proceden de una zona específica, con control de producción de uva y del tipo de envejecimiento. Los vinos deben ser catados por un jurado experto antes de obtener el sello que garantiza su calidad. Aunque existe desde 1963, la primera DOGC se otorgó en 1980. Están acogidas como DOGC Chianti, Chianti Classico y sus subzonas.
  • Denominación de Origen Controlada (DOC), existe desde 1963 y se aplica a vinos elaborados con uvas específicas, controlando también la producción, el tipo y el tiempo de envejecimiento, aunque no siempre garantiza una buena calidad.
  • Denominación Geográfica Típica (IGT), data de 1992 y es la versión italiana de la categoría francesa ‘vin de pays’. Las normas son menos estrictas pero están basadas en las mismas premisas.
  • Vino de Tavola (VdT), es la clasificación más básica y en la etiqueta no puede tener distinción geográfica o de variedad.

 El Chianti está reconocido como DOC en 1967 y como DOCG desde 1984. La variedad  de uva más importante es la Sangiovese, que se utiliza en solitario en algunos de los mejores vinos o junto a otras variedades autóctonas (Cannaiolo, Trebbiano Toscano, Malvasía del Chianti, etc. ) o foráneas (Merlot, Cabernet, Chardonnay, Syrah)., dando origen a los afamados y caros “Super Tuscans”,  vinos que en los años 70 nacieron merced al descontento de algunos pequeños elaboradores con las restrictivas normas del Chianti Classico.

Dentro de los vinos Chianti, destaca:

    • Chianti Superiore: debe tener un mínimo de 75% de uva Sangiovese, un 10% de Canaiolo Nero y un 20% de otras variedades, siempre que el límite de cada una de ellas sea del 10%. No puede sacarse al mercado antes del 1 de septiembre del año siguiente a la cosecha. El grado mínimo permitido es de 12% vol. No existen ‘reservas’ en esta calificación y puede indicarse la subzona (Colli Foirentini, Montalbano, Rufina y Montespertoli).
    •  Chianti Classico: designación reservada a los vinos de esta zona de origen más antiguo, regulados de forma independiente desde 1932 y que ocupa parte de las provincias de Florencia y Siena. Debe tener un 80% mínimo de Sangiovese completada con uvas tintas como el Canaiolo y el colorido o variedades internacionales como Cabernet Sauvignon, Merlot, etc., permitidas hasta un 20%. Puede salir al mercado a partir del 1 de octubre del año siguiente a la cosecha. El ‘reserva’ debe envejecerse durante 24 meses con un mínimo de tres en botella. El mínimo alcohol permitido es 12% vol. (12,5% vol. en el ‘reserva’). Su símbolo es la imagen de un gallo negro, procedente de la histórica  leyenda medieval  que narra la lucha entre las antiguas repúblicas de Florencia y Siena.

Desde siempre, la imagen del Chianti por todo el mundo ha sido la tradicional botella recubierta de anea. Su uso es tan antiguo que existen referencias de este tipo de botella en una novela de Boccacio.

 

 

Anímate a comentar

  • viajesquenodebesperderte 27/12/2012

    Adjunto envío el diario de mi viaje por Italia este verano:

    http://viajesquenodebesperderte.blogspot.com.es

    ya que es un viaje muy recomendable y una buena propuesta para conocer los buenos vinos Italianos (Chianti, Brunello de Montalcino, Vino Noble de Montepulciano, Vernacia de San Gimigninano,..).