Paseando por ProWein (2016)

Julio Sáenz
Abril 13, 2016

“ ¡…Con todo el vino que hay, os lo bebéis y luego hacemos más…! Proverbio infantil [2005-…]

Me viene al dedillo este comentario -que he hecho proverbio-  de mi hijo uno de esos días que me suele acompañar a la bodega. Aprovechamos un ratito de su escaso tiempo libre y me lo traigo para que disfrute del placer de los días de vendimia.

Me viene al pelo ya que hace unos días estuve en la Feria PROWEIN en Düsseldorf. Era la primera vez que asistía y entre los ratitos (o ratos) que no estaba en el stand de La Rioja Alta, SA, me perdía por los diversos pabellones viendo qué se hacía y se cocía en este magno wineworld.

859939_1011766378893646_4255811618475602699_oY la verdad: me he quedado asombrado. Mi sorpresa no procede de la calidad de los vinos, sino de la cantidad de ellos. De los miles y miles de vinos de todo el mundo que nos pueblan. Las cifras oficiales de PROWEIN son mareantes: más de 7.000 bodegas, de más de 100 países… y no sé de cuántas zonas vinícolas. Si hacemos un cálculo rápido y damos una media de 10 referencias por bodega -que son más- la cifra final, como digo, llega a ser mareante. Lo primero que me viene a la cabeza es… ¿Cómo somos capaces de vender una botella de vino?. ¡Es asombroso! Por eso, he abierto este blog con ese comentario de mi hijo. ¡Bebed lo que tenéis y, cuando se acabe, hacemos más! (Proverbio infantil)

Lo cierto es que no hay tiempo físico de probar todo. Es materialmente imposible, en solo 4 días, recorrer todos los pabellones. Así que me hice un pequeño planning y seleccioné aquellos que me podía llamar más la atención y/o aquellos que hacía tiempo que no probaba. Además,  como me estoy haciendo mayor,  huyo como el diablo de todas aquellas cosas que ya me parecen banales y poco interesantes. Se va acabando el tiempo para malgastarlo.  Salgo por patas de todas esas zonas vitícolas que aplican lo que para ellos son ‘formulas de éxito’: Cabernet Sauvignon, Merlots, Cabernet franc en los porcentajes que les apetece. Ojo. No es que no me gusten. Es que me encantan los originales bordeleses. No las copias lowcostprowein (1)

Nunca he entendido como zonas vinícolas emergentes que, estoy convencido, podrían tener un sitio destacado trabajando con sus variedades de uva (con una pequeña ayuda), insisten en perder su identidad copiando formulas que solo tienen éxito donde son originarias. ¡Qué manía!. ¿Por qué no apuestan por lo suyo? Estoy seguro de que les iría mejor. Los consumidores, estamos buscando cosas que nos sorprendan, que no hagan tilín. Insistir en más de lo mismo…pues es que no lo veo. Toma nota Bolivia, México, Líbano, Montenegro,  Nueva Zelanda, etc, etc, etc.

De este PROWEIN me quedo con varias cosas. No por calidad sino porque hacía tiempo que nos los disfrutaba y me apetecían mucho. En blancos Sancerre y Pouilly Fume. Siguen siendo distintos, especiales, huyen de lo artificial y banal. Y, como siempre, qué grande mi admirado Alphose Mellot. En blancos me apetecían dos zonas: Côte de Rhone y los Toscanos. Siempre están ahí. No hay que perderlos de vista. Siempre te enseñan algo… Y siempre te dejan un buen sabor de boca.

¡Hasta el año que viene!

Anímate a comentar