MARIDAJES

Fotogenia

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
17/12/2014

¿Conocéis algún(a) madre/padre que no haya afirmado alguna vez eso de… ¡qué hij@ más guapo tengo, qué bien sale en las fotos!? A nosotros nos pasa algo similar con nuestra bodega y  viñedos: ¡son verdaderamente fotogénicos! Esta afirmación absolutamente subjetiva -lo reconocemos- acaba de tener un ‘test’ muy exigente con la reciente celebración del “V Rally Fotográfico del Vino” (perfectamente) organizado por el Diario La Rioja y por su apéndice enológico en Internet ‘Lomejordelvinoderioja.com‘.

Foto ganadora: 'Del chozo a la torre' de Ana Alegría

Foto ganadora: ‘Del chozo a la torre’ de Ana Alegría

Sobre el terreno, entre cepas, barricas, botellas y depósitos, un centenar de aficionados a la fotografía tratando de buscar un punto de vista diferente, particular…¡único!. Difícil tarea cuando cada rincón de la bodega o cada ángulo del paisaje ofrece tanto y tan bonito. Y, además, si la naturaleza nos echa el cable necesario para acabar de componer el atrezzo, el resultado es, simplemente, espectacular.

Primera mención: 'Caminito' de Ángel Benito

Primera mención: ‘Caminito’ de Ángel Benito

Entre todas las magníficas imágenes que fueron seleccionadas por sus autores para participar en el concurso en la categoría de ‘Torre de Oña’ tuvimos la difícil tarea de votar las, a nuestro juicio, mejores. Insistimos en lo de difícil ya que todas tenían algo que las hacía especiales, diferentes,… Finalmente (labor de jurado obliga) tuvimos que quedarnos con las que más nos impactaron y, a nuestro juicio, mejor reflejaban lo que creemos ofrece Torre de Oña. Pero a todos los que, con vuestro ‘click’ inmortalizasteis un rincón de nuestra casa, aunque no resultarais ganadores, daros las gracias por ‘regalarnos’ tantas sensaciones y por aportarnos tantas miradas frescas y nuevas. Por supuesto, estáis invitados a volver a practicar vuestra afición cuando queráis. Lo grande de este terruño es que, en cada visita, nos ofrece una nueva mirada. Por supuesto, el vino final lo ponemos nosotros. 🙂

Segunda Mención: 'Adormecidas' de Carmelo Betolaza

Segunda Mención: ‘Adormecidas’ de Carmelo Betolaza

Solo nos resta felicitar a Ana, Ángel y Carmelo, los vencedores de esta experiencia que, esperamos, pronto podremos repetir. Da gusto aunar experiencias tan bellas como el vino y la fotografía.

 

 

 

Continuar leyendo...

Entre el mar, el cielo y la tierra

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
21/10/2014

La naturaleza nos regala, de cuando en cuando, lugares perfectos que merecen la pena ser descubiertos y disfrutados. Un contundente ejemplo es, sin duda, el hogar de nuestra bodega gallega hermana donde se elabora el vino Lagar de Cervera y los orujos Viña Armenteira. Un escenario idílico donde, en apenas unos kilómetros, se funden la fuerza del Océano Atlántico, con un cielo capaz de ofrecernos inigualables atardeceres y una tierra de la que nacen bosques, prados, A 1055montes, acantilados y vides de uva albariño. Se trata de un compendio de estímulos visuales que decoran un escenario ideal para los apasionados de lo natural, de la cultura, del arte, de la gastronomía y, por supuesto, del vino.

O Rosal es un privilegiado balcón desde el que divisamos numerosos puntos de interés para el visitante: A Guarda, la desembocadura del Miño, el monte de Santa Tecla, Los molinos de agua de Folón y Picón, la frontera de Portugal, Tui, Baiona, y un etcétera muy extenso de posibilidades que pueden gozarse por libre, o bien,  a través de rutas guiadas por la zona. El extenso y singular patrimonio de las Rías Baixas nos ofrece poca tregua si deseamos sumergirnos de lleno en el misterio de esta región. ¡Y qué decir de su reconocida gastronomía, encabezada por la calidad de un marisco y un pescado que, en este entorno, eleva aún más su excepcionalidad! marisco

Cualquier época es perfecta para visitar esta zona. No obstante, os dejamos algunas recomendaciones interesantes que se desarrollan durante el año y que pueden ser tu excusa perfecta para planificar una escapada.

  • Fiesta del Santísimo: En junio, la localidad pesquera de A Guarda se engalana con unas preciosas alfombras florales confeccionadas por los propios vecinos durante la noche.
  • Fiesta del Vino de O Rosal: Se celebra en julio y participan la mayoría de las bodegas de la subzona O Rosal con D.O. Rías Baixas. Los visitantes pueden degustar y comprar los diferentes vinos. Además, se exalta un producto típico (y riquísimo) rosaleiro como el mirabel.
  • Fiesta del Monte de Santa Tecla: A principios de agosto se celebran las fiestas más importantes de la comarca. Son muchas las actividades deportivas, culturales y lúdicas que se organizan, como el Gran Desfile Folclórico o la afamada romería de las bandas marineras al monte.
  • Fiesta del Roscón de Yema: Desde 1992 viene celebrándose en A Guarda, el último fin de semana de junio, esta fiesta en honor al postre por excelencia de la localidad. Por supuesto, tampoco faltan el resto de excelencias gastronómicas de la zona.
  • Fiesta del Pez Espada: A Guarda disfruta, a finales de julio, del pez espada, uno de los tesoros capturados por gran parte de la flota de altura.
  • Festa do Cabaqueiro: Cada 12 de octubre, desde 1988, se celebra en O Rosal esta fiesta en recuerdo de los tejeros rosalinos y del Bajo Miño, considerados los herederos de los ceramistas romanos que ocuparon los castros de la comarca. Es una cita ineludible del panorama etnográfico, cultural y turístico del Bajo Miño y de toda Galicia

L33A4906Esta escapada que os proponemos resultaría incompleta sin una visita a Lagar de Cervera y sus viñedos. Una gran oportunidad de conocer, en una bodega recientemente remodelada y que os sorprenderá, todo el proceso de elaboración del vino Lagar de Cervera y de los orujos Viña Armenteira, así como la belleza de unas viñas bajo las que es muy frecuente ver pastar a vacas y caballos salvajes. Os dejamos, además de la web de la Ruta del Vino de Rías Baixas que os puede ayudar a completar vuestro viaje, este vídeo. Un avance de lo que puedes disfrutar si te animas a conocer un lugar tan especial.


 

 

Continuar leyendo...

Vitoria-Gasteiz: La bella (y cada vez menos) desconocida

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES, RECOMENDACIONES TURÍSTICAS
16/07/2014

Turno para lanzaros una propuesta turística-gastronómica: una visita a Vitoria-Gasteiz. Es, como reza el título de este post que hemos extraído del artículo firmado por el periodista del diario El Correo Ángel Resa en Dossier-GASTRONOMIA-GENERAL_Pa╠ügina_02_Imagen_0001nuestro último Boletín Informativo y que reproducimos bajo estas líneas, “La bella desconocida”.  Eso si, nos hemos permitido la ‘licencia’ de apostillar entre paréntesis lo de “(y cada vez menos”)

Es indudable que la capitalidad gastronómica española durante este 2014, relevando a las también norteñas Logroño (2012) y Burgos (2013), ha supuesto un nuevo impulso/motivación para descubrir los (muchos) encantos de una ciudad en la que, hasta hace relativamente poco, se miraba con cierta curiosidad la presencia de turistas plano en mano. Ahora no. Cada vez es más habitual que grupos y familias dediquen, al menos, una jornada -merece más- a perderse por las calles y plazas de su zonaDossier-GASTRONOMIA-GENERAL_Pa╠ügina_10_Imagen_0001 más histórica, por su rehabilitada Catedral custodiada desde 2008 por Ken Follett, por sus internacionalmente premiados y anillados parques, por su zona comercial,… Ahora, además, añadamos el tirón gastronómico… Estamos seguros: os marcharéis tan encantados como sorprendidos.

La bella desconocida, por Ángel Resa (Columnista de opinión de El Correo)

No hace tanto que Vitoria viajaba en el furgón de cola entre los destinos turísticos más apetecibles. Necesitaba girar la lista del revés para procurarse una alegría en ese sentido. Pero ‘la bella desconocida’ ha ido despojándose de los velos que ocultaban una hermosura más de consumo interno que como escaparate a ojos ajenos. A la ciudad que se diferenciaba por los derechos civiles, los equipamientos sociales –pioneros fueron sus centros cívicos- y la ecología urbana le faltaban proyección exterior y esa necesidad que todos los humanos tenemos de escuchar alabanzas de vez en cuando. Hoy es el día en que comienza a percibir los réditos de una espléndida publicidad boca-oído, los beneficios promocionales que generan sus numerosos certámenes (jazz, magia, televisión…) y, sobre todo, el efecto tractor de una locomotora llamada catedral vieja. Los trabajos de rehabilitación en el templo de Santa María y su certero eslogan (Abierto por obras) han obrado de locomotora capaz de mover los vagones varados del magnífico patrimonio contenido en las calles almendradas de su Casco Medieval.

Vitoria jamás alcanzará el imán turístico de, valgan los ejemplos, Toledo o Salamanca. Pero no se trata de librar batallas competitivas. Sí de abrir sus puertas con el fin de mostrar hacia afuera las bondades que la distinguen como una ciudad más ‘habitable’ que ‘enseñable’. 

Dossier-GASTRONOMIA-GENERAL_Pa╠ügina_03_Imagen_0002Pero al margen de su reputada calidad de vida, la capital alavesa tiende a seducir a los visitantes que hablan muy bien de ella cuando regresan a sus orígenes. El título ‘green’ que Europa le concedió justamente en 2012 atrajo la curiosidad de gentes que pudieron comprobar de primera vista la simbiosis admirable entre la vegetación y el asfalto sin abandonar las lindes municipales. Y su actual reconocimiento como capital gastronómica contribuye, además, a acercar visitantes a sus barras repletas de gastronomía grande en recipiente pequeño. Pocos consejos mejores se nos ocurren que animar las relaciones sociales con el bocado en una mano y la copa del ensalzado vino riojano en la otra. Vitoria se merece importar aquel lema turístico del Gobierno vasco para ajustárselo como un guante. “Ven y cuéntalo”. Vale la pena. 

Continuar leyendo...

Maridando…con el diccionario

Publicado en:
CATA, LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
27/05/2014

Como buenos amantes del vino, además de ejercitar nuestro paladar, es importante que disfrutemos de un vocabulario gustativo suficientemente extenso y preciso para, de esta forma, expresar y compartir mejor nuestras sensaciones con la mayor exactitud posible. La lectura, el entrenamiento y la (sana) costumbre de compartir una copa con catadores que dominen este vocabulario servirá para que lleguemos a establecer una relación exacta entre la palabra y la sensación.

libro-y-vinoSi os parece, comenzamos por términos relacionados con la RIQUEZA del vino. Es lo que el catador denominará volumen, cuerpo. Es una sensación ‘táctil’. Así, encontramos adjetivos calificativos que corresponden a vinos tintos ligeros de cuerpo pero perfectamente equilibrados, bien proporcionados y, por lo tanto nos resultan armoniosos y agradables: ligeros, finos, suaves, tiernos, delicados, desvanecidos, aterciopelados, sedosos, etc.

La suavidad es una gran cualidad (hay quien dice que la mejor) de los vinos tintos. Es un término, en muchas ocasiones, mal comprendido. Decimos que un vino es suave si no molesta al paladar pero… la suavidad no se refiere exclusivamente a un índice poco elevado de taninos sino, también y sobre todo, a una débil acidez. Decir que un vino es suave no significa aseverar que sea vacío o descarnado. La suavidad no es sólo la falta de dureza sino, en positivo, el resultado de una buena armonía de constitución.  Un vino suave es elegante, distinguido, con finura y personalidad. En la gama de vinos ricos y armoniosamente elaborados, hablaremos de vinos redondos, que llenan la boca, amplios, plenos, maduros (en el sentido del gusto de la uva madura), completos, de cuerpo, untuosos, etc. Otros epítetos que aplicaremos a a los vinos bien constituidos son robustos, cubiertos, vigorosos, sólidos, poderosos, etc.

small_3005895172Seguimos. Lo hacemos con vocablos debidos a los ÁCIDOS FIJOS. La debilidad se debe siempre a un desequilibrio, a una acidez un poco fuerte que, sin embargo, no percibimos como tal. Decimos que un vino es vacío, anémico, delgado, descarnado, corto, breve, etc. como si las impresiones agradables fueran breves en la boca. El adjetivo seco, en el sentido de sequedad, de aridez, califica a un vino débil y que ha perdido su lozanía. También se dice de un vino un poco ácido que tiene mordiente, que es crudo, agresivo, basto.

Pasamos a los caracteres debidos al ÁCIDO ACÉTICO. Este ácido, componente de la acidez volátil, actúa aumentando nuestra sensación ácida y además, produce un sabor particularmente desagradable y agrio. Los vinos con acidez volátil elevada son débiles y secos. Advertimos este defecto al final de la degustación, notando como un sabor ardiente, acre.

¿Y qué ocurre con las sensaciones debidas a los COMPUESTOS FENÓLICOS? Las descubriremos en las sensaciones finales. Si el tanino se excede un poco respecto al equilibrio, el vino parece duro, recio. Un vino muy coloreado es espeso, cargado… y, los muy cargados de tanino, son ásperos, ‘rasposos’, bastosos, rugosos, etc. Son los que producen esa sensación de contracción de las mucosidades llamada astringencia.

¿Y si el gusto es AZUCARADO? Lo pastoso de un vino tinto es debido a una cierta preponderancia de las sustancias de gusto azucarado. Decimos que un vino está ‘glicerinado’, que tiene azúcar, no porque realmente tenga un elevado nivel de azúcares reductores, sino porque nos da esa impresión. Si el vino pastoso carece de acidez, de taninos, diremos que le falta frescura, relieve. Es pesado, viscoso, soso, sin finura ni elasticidad. El exceso de azúcar en un vino licoroso lo vuelve dulzón, empalagoso, meloso, etc.small__3653839577

Y para cerrar, hablamos de términos relacionados con el GRADO ALCOHÓLICO. Con bajos grados de alcohol, los vinos resultan pequeños, débiles o ligeros. Podrían ser agradables si fueses armoniosos, pero es muy difícil disfrutar de un buen equilibrio cuando el grado alcohólico es bajo. Un vino ‘pobre’ acusa una flojedad generalizada y una acidez baja en un vino poco alcohólico lo hace pareces insípido, soso, lavado o aguado.

Por el contrario, los vinos con mucho alcohol son ‘vinosos’, característica que no encontraremos en vinos por debajo de 11,5º ya que, el alcohol, proporciona nervio a un vino con acidez suficiente. Un vino rico en alcohol estará alcoholizado, es generoso, atractivo o espirituoso y, por último, un excesivo grado nos da vinos ardientes y que sólo saben a alcohol.

photo credit: Fast Forward Event Productions via photopin cc

photo credit: jenny downing via photopin cc

 

 

Continuar leyendo...

De primero, Mozart. De segundo, Thyssen.

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
25/03/2014

Hoy os proponemos un menú muy especial para acompañar vuestros vinos. Cambiamos hidratos y proteínas por corcheas, pentagramas, lienzos y pinceladas. Efectivamente, maridamos vino y cultura. Dos términos que, afortunadamente, cada vez llenan más huecos en nuestras apretadas agendas gracias a diferentes iniciativas que van surgiendo para deleite de los aficionados de ambos (apasionantes) mundos.

Así que, como vemos que aceptáis gustosos nuestra invitación,  recorremos juntos dos escenarios, ambos en Madrid, en los que vino y arte se dan la mano:  los Teatros del Canal y el Museo Thyssen-Bornemisza.

Noches de vino y música (Teatros del Canal)

1620889_631480880233778_860489871_n (1)El arte de la música se une al disfrute del vino en unas noches muy especiales dedicadas a despertar los sentidos. Y es que existen investigaciones que aseguran que la música estimula áreas específicas del cerebro, preparándolo para que responda de cierta manera ante el vino y favorezca su sabor al paladar. Esta interesante  iniciativa, que comenzó el pasado 11 de febrero y que podemos disfrutar hasta el próximo 24 de junio, consiste en seis catas en las que se realiza una introducción a las piezas musicales que se escuchan en la velada para, a continuación, conocer y degustar cuatro magníficos vinos seleccionados por la  Bodega Santa Cecilia. Nosotros tuvimos la fortuna de participar en la cata inaugural de este ciclo ya que el Gran Reserva 904 de 2001 elaborado por La Rioja Alta, S.A. fue deliciosamente maridado con las notas de Mozart. El primer plato… está servido.

La cultura del vino en la colección Thyssen-Bornemisza

GERRIT VAN HONTHORST  El violinista alegre, c. 1624 Óleo sobre lienzo. 83 x 68 cm Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

GERRIT VAN HONTHORST
El violinista alegre, c. 1624
Óleo sobre lienzo. 83 x 68 cm
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Vamos con el segundo. La prestigiosa pinacoteca ha estrenado recientemente, de la mano de la Fundación para la Cultura del Vino de la que forma parte nuestro grupo bodeguero, un itinerario por varias salas del museo para conocer diferentes aspectos de la historia del vino. Ligado a la religión y a nuestro día a día, vehículo de sociabilidad y objeto de intercambio económico, estímulo sensorial y fuente de salud, el vino siempre ha representado una gran fuente de inspiración artística que, ahora, podemos disfrutar en el Thyssen. Y si, después de este ‘atracón pictórico-vinícola’, aún queréis más, no os preocupéis: desplazaros muy cerca,  hasta el Museo del Prado y disfrutad de su selección de obras pictóricas que abarcan desde el siglo XV al siglo XVIII creadas por grandes maestros de la pintura que también encontraron en la vid y/o el vino su inspiración. Goya, Tiziano,… ¡Puro deleite!

Efectivamente. Falta el postre. ¿Os animáis a compartir aquí con nosotros otras iniciativas que conozcáis y que mariden vino y cultura?  ¡¡Encantados de conocerlas, visitarlas….y gozarlas!! 🙂

 

Continuar leyendo...

Vinos del mundo: Vino de Hielo

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
11/02/2014

Llegamos al ecuador del Invierno. Una estación propicia para que, a la hora de continuar con nuestro viaje por grandes vinos del mundo, os hablemos del llamado ‘Vino de Hielo’ (Eiswein en alemán o Icewine en inglés). Se trata de un vino procedente de uvas heladas y que cuenta con una alta concentración de azucares, siendo Alemania, Austria y Francia los referentes en su elaboración. ¿Os apetece conocer algunos de sus gélidos secretos?

Permitidnos hacer un poco de historia. A finales del siglo XVIII, una inesperada helada en el norte de Baviera (Alemania) hizo que los viticultores de la zona se vieran obligados a elaborar un vino con un estilo muy diferente al que estaban acostumbrados: dulce, muy aromático, ácido y sabroso. Su gran éxito llegó gracias a la exportación de este difícil y novedoso ‘método’ a  otras áreas alemanas que, en años con una climatología similar, producían este lujoso vino apto solo para las grandes ocasiones. Y aunque en Francia no dudaron en exportar el modelo y elaborar su propio ‘Vin de Glacier’, a día de hoy, los grandes referentes siguen siendo los ‘Eiswein’ alemanes, especialmente los procedentes de la región del Rhin y Austria, destacando la zona de Neusiedlersee.

medium_75770482

Si os preguntáis cómo se elabora este vino, contaros que la definición más ‘técnica’ considera que es un “concentrado helado natural, fermentado y de calidad alta, elaborados a partir de las uvas Riesling y Gewürztraminer” aunque también se emplean otras variedades como Vidal, Grüner Veltiner, Pinot Blanc, Chardonnay, etc. Son unas uvas que deben estar lo suficientemente maduras cuando se congelan, es decir, cuando la temperatura se mantiene cercana a los -8⁰C durante varios días. Como en el grano de uva, el agua de la pulpa es lo primero que se hiela, resulta posible separar mediante un prensado el jugo concentrado antes de que desaparezcan los gélidos cristales.

Como imagináis, se trata de un sistema caro y, además, arriesgado por la dependencia existente del siempre inesperado factor meteorológico. El viticultor debe dejar las cepas de mayor calidad sin vendimiar y confiar que las previsiones meteorológicas se cumplan para que la congelación sea correcta antes de su vendimia, generalmente de madrugada e incluso en época navideña, y urgente prensado. Esto es lo que motiva  su elevado precio y que, lógicamente,  no se puedan elaborarse todos los años. Hoy, para evitar -o al menos reducir- el factor fortuna, las cepas seleccionadas se protegen bajo una cubierta de poliuretano, donde concluyen su maduración limitando los graves riesgos que suponen las tormentas y el granizo.

Obviamente, más recientemente han surgido sistemas artificiales que, reduciendo riesgos, dinero y disgustos, intentan imitar este estilo elaborador y trasladarlo a zonas donde el clima no lo permite. Hablamos de la medium_4321761164criocencentración’, un sistema de eliminación de agua mediante frío que se aprovecha de las propiedades físicas de las soluciones acuosas al alcanzar temperaturas por debajo de los cero grados. Esta técnica, que potencia el aroma y aumenta el dulzor, se puede emplear tanto sobre la uva, el mosto o el vino.

Si os animáis a descorchar una botella de Eiswine, comentaros que los “manuales de maridaje”  lo consideran generalmente como un vino de postre, idóneo con dulces, frutas o con foie, o bien para disfrutarlo en la sobremesa, como copa, después de la comida.  Pero cuidado que, al contrario de lo que podamos imaginar, debe servirse a una temperatura de 10-12⁰C. Si lo sacamos a la mesa más frío supondría perder la calidad del producto por la concentración del agua en forma de hielo y la pérdida de gran parte de todos sus estupendos matices y aromas.

Photo credits: Rivard cc & marfis75 via photopin cc

Continuar leyendo...

¿Tiene hora? Las wine o’clock

Publicado en:
CATA, LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
11/12/2013

Seguramente más de uno os habréis sorprendido con el título que hemos elegido para encabezar este post. Tiene su explicación, no creáis. El pasado mes de septiembre leíamos las conclusiones de una encuesta realizada por International Wine Challenge en la que fijaban, a juicio de los consumidores británicos, LA HORA preferida para descorchar una botella de vinos. Las 19:33 es su “wine o’clock”. Ni un minuto arriba ni abajo. La prestigiosa competición internacional de vinos -en la que dicho sea de paso, en 2013 hemos obtenido unos excelentes resultados– se propuso investigar los hábitos de los aficionados al vino en UK. Los preferencias en cuanto cursocata2a horarios, como podéis comprobar si echáis un vistazo al estudio, varían en función del sexo, edad y ubicación geográfica.

Esta curiosidad (luego os preguntamos por vuestra ‘hora favorita’) nos sirve de pretexto para referirnos a algunos de las factores que influyen cuando catamos/degustamos una copa de vino. Y es que aunque, gustos aparte, todo el mundo tiene la capacidad de disfrutar de un vino, hay una realidad que debemos constatar: no todas las personas pueden ser buenas catadoras. Vayamos con algunas premisas importantes:

  • La genética: Hay varios estudios que aseguran demostrar que, aproximadamente, la mitad de las personas son ‘catadores genéticos’ y el resto no lo son. Aquí cabe la pregunta: ¿El catador de vinos nace o se hace?
  • El sexo: Más que referirnos a diferencias entre hombres y mujeres y lejos de tópicos sexistas, los expertos consideran relevantes los diferentes niveles hormonales de las personas, que influyen en la capacidad de percibir determinadas características con los sentidos.
  • La edad: A medida que nos hacemos mayores, además del oído, disminuye poco a poco la sensibilidad de sentidos tan importantes para nuestra labor, como el olfato o el gusto.
  • La raza: Hay quien afirma que hay cierta influencia sobre la sensibilidad sensorial, aunque quizás esto sea debido a los diferentes gustos y culturas. Hay una clara: buenos y 253280_558692880842547_1840060185_nmalos catadores hay…en todas partes.

Existen, además, otros condicionantes que a nivel más personal pueden mejorar o empeorar nuestra habilidad catadora. Hábitos como el tabaco resultan perjudiciales (no sólo para nuestra salud), al igual que nuestro nivel de descanso o fatiga, salud o enfermedad, problemas personales,… Son aspectos que, quizás, pueden no afectar directamente a los umbrales de percepción pero que impiden que nuestro nivel de concentración sea el más propicio para disfrutar al máximo del análisis sensorial de un vino.

Por cierto, volvemos al tema de la hora. ¿Sabían que, en general, se cata mejor si tenemos hambre que si estamos llenos? Para catar, la hora más propicia es de 11 a 13 horas y de 18 a 20 horas. Si ya nos lo decían los ingleses… sus 7:33pm. Ahora sí, lo prometido es deuda: nos toca preguntaros por vuestra wine o’clock. ¿Cuál es vuestra hora preferida del día -o de la noche-  para abrir vuestra botella y serviros una copa? Nuestra humilde aportación: si el vino y la compañía son buenas, cualquier hora es perfecta.

 

 

Continuar leyendo...

Jamón y vino, la dieta ‘delicatessen’

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
20/11/2013

Seguro que habéis oído hablar, en más de una ocasión, de los saludables beneficios del consumo moderado de buen vino. Ahora, además, podemos añadir un nuevo aporte para nuestra salud y que, además, llega acompañado de otro sabroso alimento: el jamón ibérico. Hablamos de una dieta desarrollada por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) con la que, aseguran, podemos llegar a perder hasta cinco kilos en un mes y, además, deleitándonos el paladar.

jamon-con-vinoAunque la creencia general apunta a que, tanto el alcohol como el cerdo, son nuestros ‘enemigos públicos número 1’  si emprendemos la ardua tarea de intentar adelgazar, el IMEO ha concluido que tanto el vino tinto como el jamón, tomados con moderación y dentro de una variada alimentación, pueden satisfacer no solo nuestro sentido gustativo sino, además, nuestros corazones gracias a su efecto cardioprotector. Así, este organismo acaba de desarrollar una dieta hipocalórica basada en su consumo diario, rica en verduras, frutas y en proteínas saludables.

Esta dieta, que algunos no han dudado en bautizar ‘delicatessen’ o ‘ibérica’ está pensada para perder entre cuatro y seis kilos en cuatro semanas, ofreciendo versiones individuales para mujeres, hombres y deportistas. Como apuntes generales indicar que para el desayuno –comida muy importante y necesaria- el estudio recomienda pan y jamón y frutas (manzana, naranja, pera, fresas o melocotón) y, como bebida, café solo o con leche desnatada.

Para comer cobran relevancia las verduras (ensalada, puré, rehogadas o al horno) y como plato principal pescado o carne. Aquí, y en la cena, sí está prohibido el pan.  Como bebidas, agua en cantidades ilimitadas y respecto al vino, se recomienda una copa de 150 ml. en el caso de las mujeres y hasta dos de idéntica cantidad para hombres, repartidas Jamon2siempre entre comida y cena.

Precisamente para la cena nos recomiendan  un caldo, dos lonchas finas de jamón ibérico y una pequeña cantidad de carne, pescado o marisco. E incluso, de postre, una onza de chocolate negro puro.

Os lo confesamos: nosotros aún no conocemos a nadie que la haya probado y sus resultados. Si os animáis, no dudéis en compartirlos con nosotros. Por supuesto, encantados, ponemos nuestros vinos a vuestra disposición. 🙂

Continuar leyendo...

“Singing in the rain”

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
30/09/2013

Nuestro importador en Reino Unido, ARMIT WINES, organizó el pasado jueves 19 una cata muy especial en el Museo Nacional del Cine de Londres. Cada bodega invitada debía elegir una película que representara a sus vinos. Nosotros, después de reflexionar un tiempo, elegimos un clásico delicioso: SINGING IN THE RAIN.

photo 1¿Quién no la recuerda? Esta película es cine dentro del cine, igual que La Rioja Alta S.A. es vino dentro del mundo del vino.

Considerada uno de los mejores musicales, es un clásico que se conserva magnífico con el paso del tiempo. Algunos de sus bailes, igual que algunos de nuestros vinos, se han convertido en referencia.

Describe con un agudo sentido del humor la transición del cine mudo al sonoro y las consecuencias que sufrieron sus estrellas (casi todos los personajes están basados en personas reales de la época). La película habla de saber adaptarse a los nuevos tiempos, a las nuevas apetencias del público en definitiva. Pero sobre todo de cómo hacerlo con calidad y manteniendo el estilo que te define. Esto es lo que ha hecho La Rioja Alta S.A. a lo largo de su historia. Adaptarse a los nuevos gustos pero sin actuar al vaivén de las modas –eso es BSO_Cantando_Bajo_La_Lluvia_(Singin__In_The_Rain)--Frontalotra cosa, como hemos comentado en alguna ocasión- . Adaptarse y hacerlo con la impronta de tu estilo propio, con lo que te hace reconocible.  Los actores de cine mudo hicieron su particular transición en los años 30 igual que La Rioja Alta S.A. ha hecho las suyas en este último siglo, sin estridencias.

Nos gusta esta película porque nos recuerda a nuestros vinos. La calidad técnica es indiscutible. La belleza estética de algunos números hace que se hayan ganado un lugar propio en el imaginario colectivo. Es un clásico que, por muchas veces que se vea, deja siempre una sonrisa en la boca, como nuestros vinos.

Os invitamos a sonreir juntos….

Este post ha sido pensado y ”compuesto” por Inma Bezunartea, RR.PP. de Torre de Oña

Continuar leyendo...

Modas vs Estilo

Publicado en:
CATA, LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES
8/05/2013

“La moda pasa de moda, el estilo jamás”  Coco Chanel (Saumur, 1883 – Paris, 1971)

Lo reconozco. Me hace cierta ‘gracia’ todo esto de las modas y las tendencias. Así que permitidme una confesión inicial: me encantan las revistas de moda. Las de mujer principalmente. Las de hombre las entiendo menos. Me encanta ver cómo van a ser las tendencias de la próxima primavera, los abrigos del siguiente otoño y las botas que se van a llevar a comienzos del invierno. Sobre todo hay una sección que me apasiona: “Con esta prenda ha acertado, con esta la ha ….”. Todavía me queda esa ilusión pendiente de poder vivir disfrutar in situ un desfile de moda en la pasarela Cibeles, en Milán o NYC. Vamos a darle tiempo a las cosas….y vamos al vino con una reflexión que me hace bastante menos ‘gracia’. Me refiero a algunas -en a9c16f1mi modesta opinión- aburridas sentencias que oímos ahora en el mundo del vino… “Los clásicos están de moda”. ¿Os suena la coplilla? Pero también me aburrían aquellas otras de… “es que los vinos clásicos ya están pasados de moda”. O ‘demodé’, que diría el otro. Absurdas unas… y las otras.

La moda, o las modas, tienen un sentido efímero. El diseñador crea sus prendas con un futuro inmediato, un corto recorrido que -salvo contadas excepciones- no sobrepasa las 365 jornadas. Crea y genera tendencias. El “esta primavera vuelva la falda larga de tablas plisadas” o “para este verano .. que no falte en tu armario el mini short denim”. ¡Que más quisiéramos los que nos dedicamos a esto del vino! Para lo bueno y para lo malo, esto del vino es mucho más complejo. Sigo pensando que en el vino no hay modas ni tendencias. Existen los ESTILOS. Pensar que los vinos que hoy ponemos en barricas, que van a estar 4 o 6 años en barrica y otros tantos en botella como nuestros Grandes Reservas 890 y 904, van a ser ‘moda’ 8 o 10 años después… No sé. Ciertamente se me antoja demasiado presuntuoso por nuestra parte. De verdad, no existen modas en el mundo del vino. Olvidémonos de ello de una vez. SONY DSC

En mi opinión, el consumidor de vino no se deja influir por estos temas. Me refiero al consumidor experimentado, el maduro, el que SABE lo que quiere. Busca aquellos vinos que le generan placer que, a fin de cuentas y no lo olvidemos, es lo que es debe ser el vino. Un fiel acompañante (a veces el único) de sus buenos momentos. Aprecia y se queda con un estilo de vino.  Y para muestra algunos botones internacionales. Este ultimo mes de abril lo hemos invertido maleta y botellas en mano en diversos ‘Wine Show Room’ que se han celebrado en New York, Washington, Londres y Edimburgo. Allí hemos mostrado nuestros vinos más delicados, los Grandes Reservas. Las primeras impresiones nos podían confundir…con eso del “es que ahora estáis de moda…”. Pero nada más lejos de la realidad. La gente nos busca  por nuestro estilo de vinos. Aprecia el que “..no nos hayamos dejado influir por modas ni por criterios cortoplacistas”. Valoran el “ haber sabido mantener un estilo único en el mundo”.  Un estilo, PARA NADA,  inmovilista y con PERSONALIDAD (reitero las mayúsculas). El vino es tiempo, tiempo y tiempo. Mirar a corto plazo, como en el caso de las modas, acostumbra a  llevar a éxitos efímeros.  Así que la moda, mejor, para lo que es.

Continuar leyendo...