La importancia del sacacorchos

Torre de Oña
Abril 26, 2017

Si hay un elemento absolutamente relevante en el servicio del vino ese es el sacacorchos. De la perfecta elección y manejo de este accesorio dependerá el éxito o fracaso de la apertura de una botella y, por tanto, su disfrute.

Vamos a repasar juntos las características y ventajas de algunos de los más empleados por profesionales y aficionados.

  • De láminas

Este sacacorchos se compone de dos láminas paralelas que se deben meter cuidadosamente por los laterales del tapón, entre el corcho y el cristal de la botella. Una vez introducidas hasta la empuñadura, un leve giro nos ayudará con la extracción. Requiere cierta habilidad especialmente para evitar que, con la presión, el corcho se introduzca en el interior de la botella. Muy empleado con botellas viejas, cuenta con la ventaja de que no deteriora ni perfora el corcho.

  • De Aleta

Este ‘clásico’ de la apertura de botellas permite que, sin esfuerzo, la espiral se introduzca en el centro del corcho guiada por el aro que apoyamos sobre la boca de la botella. Su gran problema e inconveniente es que el husillo, de bucles afilados, desgarra y destroza con demasiada facilidad el corcho.

  • De abanico

Muy empleado por catadores profesionales que deben abrir muchas botellas en un corto espacio de tiempo. Este accesorio se coloca en el gollete de la botella a modo de tenaza para que, mediante giros a izquierda y derecha de la palanca, su corto tirabuzón de carbono se introduzca en el corcho asegurando una apertura rápida y perfecta. Se trata de un sacacorchos muy caro que exige reponer el husillo periódicamente.

  • De camarero

¿Hay alguien que no lo conozca? Hablamos del sacacorchos de extracción rápida por palanca existente en (casi) todos las casas, restaurantes y bares del mundo. Su tamaño y manejo sencillo han sido las claves de su popularidad a pesar de que, en demasiadas ocasiones, la espiral y el anclaje que sirve de apoyo no coinciden en longitud lo que provoca que haya que hacer mucho esfuerzo y el tapón pueda partirse. Hoy, afortunadamente, están siendo sustituidos por los de doble anclaje o ‘Pulltaps’.

  • De doble anclaje

Es la evolución del sacacorchos de camarero que, gracias a su doble anclaje, soluciona el problema de que el corcho se doble y pueda partirse en la extracción. Es uno de los más recomendables tanto para uso profesional en hostelería como para uso particular en nuestro domicilio. Su precio, tamaño, facilidad de uso y rapidez son sus argumentos esenciales.

  • Screwpull Le Creuset

Gracias a una manecilla giratoria y con la ayuda de una guía, la espiral de este original sacacorchos se introduce en el tapón, que sale de una manera perfecta y sin que los laterales se vean dañados. Quizás sus únicos inconvenientes sean, además de tener un precio alto, la lenta tarea de extraer el corcho de la guía y que está compuesto por tres piezas separadas que hay que montar en cada uso.

Pero como siempre hay despistes y/u olvidos, no está demás recordaros la técnica del zapato…. ¿La has practicado?

 

 

Anímate a comentar