LA VOZ DE LA FINCA

A punto de comenzar

Publicado en:
CICLO DE LA VID, FACTORES DE CALIDAD, LA VOZ DE LA FINCA, LAS 4 ESTACIONES, VENDIMIA
17/09/2015

Como os comentaba en nuestro anterior post, el pasado día 13 de julio vi que comenzaba a enverar alguna baya de Tempranillo en nuestro viñedo Montecillo.   Desde entonces han trascurrido 68 días con sus respectivas noches…y la vendimia 2015 está ya en ciernes.  Salvo contratiempo, comenzaremos con la selección y cosecha este mismo fin de semana.  A mano, por supuesto. Y, además, estrenando nuevas instalaciones

Este año la vendimia se ha adelantado.  Las temperaturas anormalmente altas que vivimos durante mes de mayo aceleraron el proceso de crecimiento de las vides provocando que, finalmente, comencemos la vendimia con 15 días de antelación.

Por estos lares el mes de julio también fue caluroso, pero no tanto como en otros lugares de España.  En cuanto a agosto, ha sido muy inestable y complicado con temperaturas suaves durante las tres primeras semanas y elevadas durante la última, en la que, además, se produjeron fuertes tormentas de lluvia, viento y pedrisco.  Por fortuna, nos libramos del pedrisco, aunque anduvo cerca.

Foto Justo Rodríguez (Diario La Rioja)

Foto Justo Rodríguez (Diario La Rioja)

Actualmente tenemos depositada nuestra esperanza en lo que queda de septiembre, un mes que suele ser determinante para la calidad de la cosecha.  Se pronostican temperaturas máximas diurnas de unos 20 – 22 ºC y mínimas de 6 – 8 ºC acompañadas de sol y ligero viento del Norte – Noroeste.  Aquello del ‘cierzo’ que decimos en el Valle del Ebro.

Si ésto se cumple, el remate final de la maduración de nuestras uvas será óptimo porque tendrá lugar con temperaturas medias diarias inferiores o próximas a los 15 ºC, condiciones que se dan en las denominadas en los tratados de viticultura como zonas “Alpha”.   La acumulación de azúcar se detendrá (ya tenemos suficiente) y podrá aumentar el contenido y la calidad de los añorados polifenoles.

Espero y deseo que así sea.

Continuar leyendo...

El encanto del envero

Publicado en:
CICLO DE LA VID, FACTORES DE CALIDAD, LA VOZ DE LA FINCA, LAS 4 ESTACIONES
3/08/2015

El pasado día 13 de Julio vi los primeros granos de uva enverando en nuestro Tempranillo de Montecillo.  Se trata de una zona muy concreta de la parcela donde el suelo cascajoso, cálido por naturaleza, induce precocidad en el desarrollo de la uva.   Este año se ha adelantado 8 días en relación al año 2.014.  Las altas temperaturas del período Mayo – Julio y un buen contenido de humedad en el suelo son los responsables de esta anticipación.

Inicio envero MayoritaPasados 18 días desde entonces he visto “envero”, con mayor o menor intensidad, en todas las zonas en las que se sitúan nuestros viñedos, desde Tudelilla a Anguix y en las variedades Tempranillo, Garnacha e, incluso, Graciano.  La más remolona en este sentido es el Mazuelo de Torre de Oña que todavía se resiste y permanece totalmente verde.

Debo de reconocer que, desde pequeño, siempre me ha hecho muchísima ilusión encontrar las primeras bayas enveradas en las viñas.  Es como jugar al escondite.  Vas un día por la mañana a la viña y todo está verde.  Acudes por la tarde y, de repente, te encuentras granos coloreados.  Es el preludio de la maduración y, para los que andamos todo el día entre viñas, nos transmite una cierta tranquilidad ya, que a partir del envero, ni el mildiu ni el oidio atacarán a la uva.

Los 8 días de adelanto a los que me refería en el primer párrafo parecen presagiar que la vendimia también será temprana.  Probablemente la iniciemos en el mes de Septiembre, pero bueno, todavía queda mucho.

Continuar leyendo...

“Por La Cruz, Luz”

Publicado en:
CICLO DE LA VID, LA VOZ DE LA FINCA, LAS 4 ESTACIONES
19/05/2015

El pasado ‘puente’ del 1 de mayo me fui a pasarlo con mi familia a Arantzazu.  El Domingo, día tres, a la hora del aperitivo, muchos clientes felicitaban a Gurutze, una de las camareras del alojamiento rural, antaño típico caserío vasco, en el que nos albergamos.

¿Es tu cumpleaños?”, le pregunté.

No, no es mi cumpleaños”, me contestó.  “Es mi Santo”.

2015-04-28 07.34.33Con un poco de esfuerzo y con la ayuda de mi mujer, conseguí desvelar el misterio.  Estaba claro: Gurutze en euskera es Cruz en castellano y el día tres de Mayo es el día de La Cruz. Me vino entonces a la mente un viejo refrán que mi abuelo, hace más de 40 años, me decía cuando por esas mismas fechas le acompañaba a las viñas.

Mira, hijo, cómo reluce“.  Un año más se cumple el refrán: “Por La Cruz, Luz”.

Se refería mi abuelo a la imagen que se ve en los viñedos cuando durante la brotación se miran al trasluz con el Sol en frente.  Las cepas en vaso parecen, así, candelabros con las candelas encendidas, mientras que las cepas en espaldera parecen lámparas incandescentes.2015-04-28 07.31.55

Este año, y eso que venía un poco retrasado en relación con el anterior, se vio luz en las viñas siete u ocho días antes, coincidiendo, más o menos, con otro Santo señalado en la viticultura y muy temido por los viticultores porque en ocasiones provoca que la “vendimia” se adelante seis meses.  Me estoy refiriendo a San Marcos (venticinco de Abril) del que los viñadores suelen decir “Marcos, Marquete, vendimiador sin corquete”.

2015-04-29 08.44.54Se dice que San Marcos vendimia sin corquete porque por la fecha de su onomástica suelen sucederse noches rasas y calmas de Luna llena en las que, con cierta alguna frecuencia, las temperaturas bajan unas décimas por debajo de cero grados helándose todas las yemas que en ese momento se encuentren hinchadas o brotadas.  Evidentemente, los racimos de esas yemas nunca llegarán a la vendimia.

El adelanto en la fenología del viñedo viene provocado por un ascenso de las temperaturas ya que las plantas se rigen por un reloj biológico cuya maquinaria se alimenta de una batería que la recarga el calor. En fin, quizás nos encontremos ante un nuevo fenómeno provocado por el calentamiento global: “los viejos refranes dejan de cumplirse”.

Continuar leyendo...

Sobre males y remedios

Publicado en:
CICLO DE LA VID, FACTORES DE CALIDAD, LA VOZ DE LA FINCA, VENDIMIA
12/05/2015

Aún no habíamos dedicado una de nuestras entradas en esta ‘Voz de la Finca’ a hablaros específicamente de las diferentes plagas y enfermedades que pueden afectar a los viñedos y que, por tanto, es necesario que controlemos al máximo para obtener nuestro gran objetivo anual: una uva de la máxima calidad posible. Permitidnos, por tanto, que os hablemos de algunos de esos males y de los pertinentes remedios que el viticultor debe poner en marcha para combatirlos.

Probablemente uno de los más conocidos sea el MILDIU, un hongo conocido también como mildeo, niebla o añublo, que afecta a todos los órganos de la vid. Cuando el ataque es muy fuerte produce una desecación parcial de las hojas, por lo que tanto calidad como cantidad se ven notablemente afectadas. Por ello resulta esencial su rápida detección en el campo e incluso, tradicionalmente, se ha premiado económicamente a los viticultores que alertaban de la primera mancha producida por este hongo. Para tratar esta enfermedad se ha venido empleando (de manera preventiva y/o curativa) el sulfato de cobre.

Foto de www3.syngenta.com

Foto de www3.syngenta.com

Otro de los hongos más temidos es el OÍDIO, al que también se identifica ‘popularmente’ con los apodos de ceniza, roya o polvillo. Y es que precisamente, entre los daños que podemos apreciar en una viña infectada, aparece un polvillo de color blanco ceniciento en las hojas mientras que, en sarmientos y pámpanos, observaremos manchas de tono chocolate y de forma punteada. Los racimos también se ven cubiertos de un polvillo que impide que los granos crezcan y que provoca que se agrieten y rompan. Los daños, en cantidad y calidad, son muy importantes. El remedio más extendido por su eficacia y bajo coste es el azufre en espolvoreo.

botrHablamos ahora de otro ‘clásico’. Es la PODREDUMBRE GRIS, comúnmente conocida como botrytis, gangrena o podrido. Este hongo ataca principalmente entre el envero y la vendimia y, especialmente, a las variedades con racimos compactos y con una piel muy fina. Su aspecto es fácilmente reconocible, ya que aparece en los racimos un moho grisáceo típico del podrido. Sus daños son también muy relevantes: pérdida de aromas, degradación de materias colorantes, etc. No obstante, sí cabe resaltar que gracias a la botrytis disfrutamos también de extraordinarios vinos en regiones como Sauternes o Tokaji. ¿Cómo se combate? La mejor solución parece una acción combinada de productos fitosanitarios y de acciones ‘culturales’ como la reducción del empleo de abonos nitrogenados, podas equilibradas, desnietes, la quema de restos de poda, etc.

Foto de www.vitivinicultura.net

Foto de www.vitivinicultura.net

Pasamos a los insectos, por ejemplo, a la POLILLA DEL RACIMO, que pasa el invierno agazapada en la corteza de las cepas, suelo, hojas, etc. Las segundas generaciones de esta polilla causan heridas en los granos que desarrollan podredumbres. Para combatirla, es habitual el empleo de técnicas de confusión sexual.

La ARAÑA AMARILLA es otra gran enemiga. Sus picaduras en las hojas resultan letales ya que acaban necrosándose y sus ataques a las bayas producen síntomas parecidos a los del oidio.

Pero, además, nuestras viñas se exponen a los daños causados por pájaros, liebres, caracoles, conejos, etc. que pican y muerden los granos, hiriéndolos y facilitando la putrefacción u ocasionando daños en la planta, uva y cosecha. Por ello es conveniente proteger las fincas con sistemas que eviten el acceso de estos animales. Y a todo esto, sumemos los fenómenos meteorológicos como el granizo, las bajas temperaturas (heladas) o el viento, que pueden causar graves e irreparables problemas que, en unos minutos, son capaces de arruinar una cosecha. ¡Son los riesgos de crecer sin techumbre!

 

 

Continuar leyendo...

Fauna aliada con el viticultor

Publicado en:
CICLO DE LA VID, FACTORES DE CALIDAD, LA VOZ DE LA FINCA, LAS 4 ESTACIONES
25/03/2015

A alguno de nuestros seguidores y amigos les ha extrañado el hecho de que.en nuestro recién estrenado videojuego “El Jardín del Vino”, cuando tenemos que defender nuestro viñedo digital del ataque de plagas de insectos que ponen en peligro la cantidad y la calidad de la cosecha, tengamos que matar desaforadamente tranquilas mariquitas y bonitas mariposas.

mariqObviamente se trata tan solo de una representación gráfica del reino de los insectos ya que en el viñedo real, tanto las mariquitas como las “bonitas mariposas” no son enemigos que tengamos que combatir.  Más bien al contrario, son especies, especialmente las mariquitas, que debemos preservar y asegurar su proliferación en todos los campos de cultivo porque son animales beneficiosos que se alimentan de otras especies de insectos que sí pueden ocasionar daños en las cosechas.  Son pues insectos útiles que constituyen lo que en “lucha integrada” se denomina fauna auxiliar aliada con el agricultor.

La apacible mariquita (o vaquita como le llaman en Argentina) de San Antonio conocida científicamente como Coccinella septempunctata (tiene 7 puntos negros sobre sus alas rojas) pasa por un estado juvenil de larva cuyo aspecto no tiene nada que ver con el que todos tenemos en la mente y que se corresponde con el del adulto.  De joven es un auténtico “matador”, un tigre en el reino de los insectos, que depreda con voracidad extrema sobre pulgones, ácaros y cochinillas, la mayoría de ellos perjudiciales para el viñedo y otros cultivos.2014-02-14 11 53 27 (2)

A lo largo de un verano una mariquita puede comerse más de mil ejemplares de insectos y ácaros.  Si tenemos en cuenta, además, que una hembra puede traer al mundo más de un millón de crías podemos darnos cuenta enseguida por qué se les considera insecticidas biológicos.  Hay empresas especializadas que las crían en cautividad para, posteriormente soltarlas en los campos de cultivo y combatir las plagas de insectos y ácaros sin necesidad de recurrir a productos químicos.  Es parte de lo que se conoce como control biológico de plagas.

Por otro lado, la presencia abundante de mariquitas en los viñedos es síntoma de que se está practicando una defensa fitosanitaria muy selectiva y respetuosa.  Podríamos decir que son indicadores de una buena calidad ambiental en las viñas.

2014-02-14 12 16 11 (2)A lo largo del pasado invierno, durante los trabajos de poda, he visto muchísimas mariquitas escondidas en los recovecos de la corteza de nuestras cepas.  La verdad sea dicha, resulta un motivo de alegría y me lleva a confirmar que estamos yendo por el buen camino y que la casi nula utilización de insecticidas en nuestros viñedos está dando resultados esperanzadores.  En este sentido, comentar que las 65 hectáreas que el año pasado defendimos contra la polilla del racimo (“mariposa fea”, no “bonita” como las que aparecen en el videojuego) con el método biotecnológico de “confusión sexual de machosla vamos a extender a casi 250 en la presente campaña.

Ya comentaba hace más o menos un año en nuestro blog que, cuando en una casa conviven ratones y gatos, debemos emplear medios de control de roedores que no afecten a los felinos.

En este caso que nos ocupa, los gatos son las mariquitas.

Continuar leyendo...

En invierno…poda

Publicado en:
CICLO DE LA VID, FACTORES DE CALIDAD, LA VOZ DE LA FINCA, LAS 4 ESTACIONES
22/01/2015

Es lo que toca.  Finalizada la vendimia de la cosecha 2.014 allá por el 22 de octubre y tras recoger y limpiar todos los equipos de transporte de uva y disfrutar de unos días de vacaciones, comenzamos los trabajos propios de la poda de invierno a mediados del mes de noviembre.  El viñedo mantenía aún el 90% de sus hojas debido a que las temperaturas eran muy bonancibles y tardaba en llegar la primera helada.  Las hojas comenzaron a caer debido más a la acción de las lluvias y de los fuertes vientos que al frío.

hielo2Hasta que cayó la totalidad de la hoja y pudimos comenzar a prepodar, nos centramos en ir recorriendo los viñedos, examinando cepa a cepa para detectar aquellas muy envejecidas por la edad o por enfermedades de madera y que habían perdido su capacidad productiva casi en su totalidad.  Es necesario intervenir sobre ellas para rejuvenecerlas y poderlas dotar de nuevas estructuras de producción.  Básicamente, el trabajo consiste en cortar los brazos que se han ido secando y reconstituirlos a partir de brotes surgidos del tronco en posiciones adecuadas.  Es una especie de ‘intervención quirúrgica’ muy traumática que exige tomar una serie de precauciones para que la operación no tenga consecuencias negativas a medio plazo.  Así, al igual que los cirujanos en los quirófanos, las heridas efectuadas las sellamos y desinfectamos con productos adecuados y los órganos amputados los sacamos fuera de la finca para quemarlos in situ o para aprovecharlos como combustible en cocinas, chimeneas y barbacoas.  ¡¡La madera de las cepas hace muy buena brasa para asar chuletones o pimientos del piquillo!!!.  De esta manera evitamos futuras recontaminaciones y recaídas.A 1549

Acabado este delicado trabajo, prepodamos las viñas en todos nuestros viñedos y posteriormente, abordamos la poda manual, cepa a cepa, sarmiento a sarmiento, que se prolongará hasta casi finales del mes de marzo.  Podríamos acabar antes si empleáramos más personal, pero preferimos hacerlo con pocos podadores pero muy experimentados con el objeto de controlar al máximo la calidad del trabajo ya que una poda efectuada de una manera incorrecta repercutirá negativamente en la futura cosecha y, lo que es peor, acortará la vida de las cepas provocando un envejecimiento prematuro.

B 1606Es un trabajo de precisión ya que el podador debe conocer el comportamiento de cada variedad, de cada viñedo y de cada cepa.  De alguna manera debe saber interpretar lo que cada planta le está mostrando con su aspecto y actuar en consecuencia.  Así:

 

  • En cepas y sarmientos muy débiles dejará pulgares muy cortitos con pocas yemas para que las plantas produzcan poca cosecha y se revigoricen.
  • En cepas y sarmientos muy fuertes procederá al contrario ya que interesa debilitar.
  • En Garnacha dejará más yemas que en Tempranillo. Hasta 14 frente a 10 o 12 ya que la Garnacha es muy sensible al corrimiento de flor.
  • El Albariño se procederá a podas largas dejando varas de 6 o 7 yemas en lugar de pulgares de una o dos yemas, de lo contrario, producirá muy poco.

En fin … todo un mundo de creatividad.

Continuar leyendo...

¿Una nueva variedad de vid?

Publicado en:
CICLO DE LA VID, I+D, LA VOZ DE LA FINCA, VENDIMIA
25/11/2014

Una tarde, casi al anochecer, durante el pasado mes de septiembre, cuando el Tempranillo se encontraba en pleno proceso de maduración y los granos de uva presentaban ya una coloración prácticamente negra, me encontraba paseando entre las filas de cepas más jóvenes de nuestro viñedo ‘La Cuesta’ en Cenicero. Además de examinar visualmente el estado sanitario de la uva y de la vegetación de nuestras cepas, cada cierto tiempo me acercaba a una cepa y, de entre todos sus racimos, cogía un grano de uva y lo cataba con la intención de comprobar cómo iba la maduración.

2014-10-02 11.50.15Quiso el azar que, entre las casi 200.000 cepas que tenemos plantadas en ‘La Cuesta’,  me topara de bruces con una a la que le ocurría algo extraño: sus granos de uva no eran de color negro si no que tenían una coloración rosa grisáceo.  “¡Vaya, ya se le ha ‘colado’ al viverista una planta de otra variedad distinta al Tempranillo!”, fue lo primero que pensé sin darle mayor importancia.  Sin embargo, tras unos momentos observando el comportamiento de la planta, la forma y color de sus hojas y sarmientos, etc… me llevé la grata sorpresa de que esa cepa extraña también parecía ser  Tempranillo.  Como ya era prácticamente de noche, decidí irme a casa no sin marcar antes la fila en la que me había encontrado esta planta.  Al día siguiente volví y ratifiqué mis impresiones: evidentemente, la cepa en cuestión era de Tempranillo y la uva estaba ya muy dulce, más que las ‘normales’ tintas.

2014-10-02 11.49.42

Hasta que vendimiamos ‘La Cuesta’, periódicamente, me acerqué a la cepa en cuestión observando cómo iba evolucionando el color de sus uvas y su sabor.  A medida que aumentaba la dulzura de las bayas, su color iba evolucionando del rosa grisáceo al marrón oscuro.  Me acordé, entonces, del color de las bayas del Pinot Grigio o Gris al que se asemejaba bastante.  Así, pues, decidí ‘bautizar’ este hallazgo como TEMPRANILLO GRIS

Ante la posible importancia que podía tener mi descubrimiento, decidí ponerme en contacto con Fernando Martínez de Toda, Profesor del Departamento de Viticultura de la Universidad de La Rioja y experto en la recuperación de variedades de vid antiguas, poco cultivadas y en peligro de extinción.  Me dijo que, quizás, nos encontrábamos ante un caso de mutación en los genes del Tempranillo (Tinto) que controlan el color de las bayas como ya ocurrió en el año 1.988 cuando un viticultor de Murillo de Río Leza descubrió que en una cepa de Tempranillo (Tinto) había racimos que en plena maduración eran de color amarillo.  Este fue el origen del Tempranillo Blanco, variedad que, posteriormente en el año 2.009, fue incluída en el Reglamento del Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja como variedad de cultivo autorizado.  También es el origen de otras variedades como el Pinot Grigio y Blanco que, en su día, mutaron del Pinot Noir y de la Garnacha Blanca y Roya, mutaciones ambas de la Garnacha Tinta.

2014-10-02 11.51.13En unos días, quedaré con Técnicos del Departamento de Viticultura de la Universidad de La Rioja para que recojan muestras de la planta y procedan a su análisis genético. Por cierto, que Fernando Martínez de Toda prefiere hablar de Tempranillo Royo en vez de Gris.  Le parece más nuestro. Veremos qué pasa.

Continuar leyendo...

A la espera de la vendimia

Publicado en:
CICLO DE LA VID, LA VOZ DE LA FINCA, LAS 4 ESTACIONES, VENDIMIA
16/09/2014

A estas alturas, en las viñas, el trabajo ya está hecho y sólo queda esperar a que la uva alcance el momento óptimo de maduración para iniciar la vendimia.  De ahora en adelante, para bien o para mal, todo está en manos de la Naturaleza.  ¡Alea jacta est!

Si pudiéramos decidir en relación con la climatología, nos gustaría tener temperaturas suaves durante el día y frías por la noche.  Un salto desde los 8 ºC al amanecer a los 25 ºC en las horas centrales del día sería perfecto para que la uva DSC01113madurase con lentitud y tuviera tiempo para alcanzar una alta acumulación de los anhelados polifenoles sin demasiada pérdida de acidez.  Vendimiar con temperaturas medias diarias próximas a los 15 ºC sería ideal para obtener vinos ideales con viveza, color, fruta y con una graduación alcohólica moderada.

En cuanto a lluvias, nos gustaría que ahora, a mediados de septiembre, cayeran sobre nuestros viñedos de uva tinta del orden de 15 a 20 litros por metro cuadrado.  Ayudarían a mitigar los efectos de la sequía del mes de agosto y de las altas temperaturas de lo que va de septiembre.  Sería una especia de ‘bálsamo’ para nuestros viñedos, pero sólo para los de uva tinta, ya que en los de uva blanca preferiríamos que no cayera ni una gota ya que la podredumbre podría amenazar.  Y es que, como dice el celebre refrán, nunca llueve a gusto de todos”.S

Antaño, por estas fechas, los viticultores se afanaban en acondicionar los útiles de vendimia: se limpiaban los comportones y comportillos y se ponían a hinchar introduciendo los fondos en pilones, fuentes y arroyos para que las duelas ajustasen bien y no se produjeran fugas de mosto; se afilaban los corquetes en Rioja y los garillos en Ribera (dos nombres pero un mismo útil) y se impermeabilizaban los cestos y cunachos de castaño con el plástico obtenido de los sacos de abono que previamente se había aportado al viñedo.  Era una forma provechosa de hacer más corta la larga espera hasta la vendimia.

SHoy día, los preparativos son más sencillos porque los materiales empleados para el transporte de la uva (acero inoxidable y plástico) son de limpieza más fácil y segura, de manera que podemos emplear mas tiempo en visitar los viñedos y en efectuar minuciosos controles de maduración que nos permitan poder acertar en una de las decisiones más complejas que debemos tomar a lo largo del ciclo anual del viñedo, que no es otra que la de determinar el momento óptimo de vendimia en cada una de nuestras parcelas.

¡Ojalá acertemos!  Sería el colofón a todo un año de trabajo.

Continuar leyendo...

Sobre vendimias, cajas y tamaños…

Publicado en:
FACTORES DE CALIDAD, LA VOZ DE LA FINCA, VENDIMIA
11/09/2014

Pues si. Ya tenemos (casi) dispuestos todos materiales que requiere la inminente llegada de una nueva vendimia que, por cierto, se presenta con unas magníficas expectativas de calidad. Corquetes, tijeras de vendimia, material de seguridad, remolques, cestos, cajas,… Tras un año de silencio en los almacenes bodegueros, pronto escucharemos su esperado sonido, ese que nos anuncia que el momento, el gran momento, está llegando. ¡Comienza el baile!

Uva en cajasTodo, cada detalle, debe estar cuidado y mimado para que podamos obtener una uva -y posteriores vinos- de la máxima calidad posible. Por ello nos gustaría hablaros aquí de la importancia, que la tiene y mucha, del tamaño de las cajas que empleamos en vendimia para el transporte desde el viñedo a la tolva de recepción en la bodega. Seguro que lo imagináis: cuanto menor sea el tamaño de las cajas, menor es el riesgo de roturas de los granos por aplastamiento. De esta forma, los racimos  -en nuestro caso seleccionados en el propio viñedo y recolectados manualmente- conservan completa su integridad hasta llegar a bodega, evitando posibles alteraciones microbiológicas (bacterias acéticas, levaduras indeseables, brett, etc.) y/o químicas (oxidaciones, pérdidas de color, aumento de sensaciones herbáceas en el aroma, amargor, etc.).

Pero, además,  depositar la vendimia en cajas de reducido tamaño nos aporta una serie de ventajas adicionales que debemos aprovechar. Nos permiten:

  • Una mayor selección de las uvas en la propia parcela, a pie de viñedo.
  • Refrigerar la vendimia en caso de días de vendimia muy calurosos.
  • Realizar maceración prefermentativa en frío. Esta técnica consiste en alargar la fase prefermentativa de la maceración, obteniendo vinos con mayor color y cuerpo, mayor capacidad para la crianza y con un perfil aromático más intenso, afrutado y complejo.

IMG_4007Aunque el uso de este tipo de ‘recipientes’ supone un mayor coste económico de vendimia (mano de obra, reposición de cajas, lugar de almacenamiento, etc.) nuestra apuesta por la máxima calidad en las elaboraciones determina que este tipo de cajones son los idóneos para nuestras uvas. En el caso de La Rioja Alta, S.A. la vendimia se realiza en cajones de plástico que se colocan en remolques que recorren las hileras de viñedos donde los vendimiadores depositan cuidadosamente los racimos cortados. En las fincas de Torre de Oña, Áster y Lagar de Cervera, la vendimia se realiza en cajas de plástico de 20 kilos de capacidad que se van depositando a lo largo del viñedo. Los vendimiadores cortan las uvas y las depositan en estas cajas que, posteriormente, son trasladadas a bodega en camiones refrigerados. Tras su pesaje, se someten a un riguroso control de calidad que orientará el destino de los futuros vinos resultantes.

Y como una imagen sigue valiendo más que mil palabras….

Continuar leyendo...

Vitoria-Gasteiz: La bella (y cada vez menos) desconocida

Publicado en:
LA VOZ DEL VINO, MARIDAJE DE EXPERIENCIAS, MARIDAJES, RECOMENDACIONES TURÍSTICAS
16/07/2014

Turno para lanzaros una propuesta turística-gastronómica: una visita a Vitoria-Gasteiz. Es, como reza el título de este post que hemos extraído del artículo firmado por el periodista del diario El Correo Ángel Resa en Dossier-GASTRONOMIA-GENERAL_Pa╠ügina_02_Imagen_0001nuestro último Boletín Informativo y que reproducimos bajo estas líneas, “La bella desconocida”.  Eso si, nos hemos permitido la ‘licencia’ de apostillar entre paréntesis lo de “(y cada vez menos”)

Es indudable que la capitalidad gastronómica española durante este 2014, relevando a las también norteñas Logroño (2012) y Burgos (2013), ha supuesto un nuevo impulso/motivación para descubrir los (muchos) encantos de una ciudad en la que, hasta hace relativamente poco, se miraba con cierta curiosidad la presencia de turistas plano en mano. Ahora no. Cada vez es más habitual que grupos y familias dediquen, al menos, una jornada -merece más- a perderse por las calles y plazas de su zonaDossier-GASTRONOMIA-GENERAL_Pa╠ügina_10_Imagen_0001 más histórica, por su rehabilitada Catedral custodiada desde 2008 por Ken Follett, por sus internacionalmente premiados y anillados parques, por su zona comercial,… Ahora, además, añadamos el tirón gastronómico… Estamos seguros: os marcharéis tan encantados como sorprendidos.

La bella desconocida, por Ángel Resa (Columnista de opinión de El Correo)

No hace tanto que Vitoria viajaba en el furgón de cola entre los destinos turísticos más apetecibles. Necesitaba girar la lista del revés para procurarse una alegría en ese sentido. Pero ‘la bella desconocida’ ha ido despojándose de los velos que ocultaban una hermosura más de consumo interno que como escaparate a ojos ajenos. A la ciudad que se diferenciaba por los derechos civiles, los equipamientos sociales –pioneros fueron sus centros cívicos- y la ecología urbana le faltaban proyección exterior y esa necesidad que todos los humanos tenemos de escuchar alabanzas de vez en cuando. Hoy es el día en que comienza a percibir los réditos de una espléndida publicidad boca-oído, los beneficios promocionales que generan sus numerosos certámenes (jazz, magia, televisión…) y, sobre todo, el efecto tractor de una locomotora llamada catedral vieja. Los trabajos de rehabilitación en el templo de Santa María y su certero eslogan (Abierto por obras) han obrado de locomotora capaz de mover los vagones varados del magnífico patrimonio contenido en las calles almendradas de su Casco Medieval.

Vitoria jamás alcanzará el imán turístico de, valgan los ejemplos, Toledo o Salamanca. Pero no se trata de librar batallas competitivas. Sí de abrir sus puertas con el fin de mostrar hacia afuera las bondades que la distinguen como una ciudad más ‘habitable’ que ‘enseñable’. 

Dossier-GASTRONOMIA-GENERAL_Pa╠ügina_03_Imagen_0002Pero al margen de su reputada calidad de vida, la capital alavesa tiende a seducir a los visitantes que hablan muy bien de ella cuando regresan a sus orígenes. El título ‘green’ que Europa le concedió justamente en 2012 atrajo la curiosidad de gentes que pudieron comprobar de primera vista la simbiosis admirable entre la vegetación y el asfalto sin abandonar las lindes municipales. Y su actual reconocimiento como capital gastronómica contribuye, además, a acercar visitantes a sus barras repletas de gastronomía grande en recipiente pequeño. Pocos consejos mejores se nos ocurren que animar las relaciones sociales con el bocado en una mano y la copa del ensalzado vino riojano en la otra. Vitoria se merece importar aquel lema turístico del Gobierno vasco para ajustárselo como un guante. “Ven y cuéntalo”. Vale la pena. 

Continuar leyendo...