Las lagunas de Laguardia

Torre de Oña
Marzo 1, 2012

Puerta principal de nuestra bodega. Cinco pasos al frente. Rotar levemente el cuello hacia la derecha. Ahí se alza la bella y amurallada Laguardia, la ‘capital’ de la Rioja Alavesa. Visita obligada para quien quiere descubrir cultura, historia, arte, vino y, además, naturaleza.

Porque entre las recomendaciones que queremos trasladaros se encuentran  los tres humedales naturales de agua dulce y una  balsa artificial, todos ellos con un extraordinario valor biológico y ecológico y declarados como Biotopos Protegidos e incluidos en la Red Natura 2000. Son las lagunas de Laguardia.

Toda esta zona, protegida de los vientos humedos por la Sierra de Cantabria, es una de las comarcas más secas del País Vasco. Este ‘complejo lagunar’ engloba a cuatro pequeños humedales. Tres de ellos, Carralogroño, Carravalseca y Musco, son lagunas temporales que tienen un origen y un funcionamiento ‘natural’ mientras que el cuarto, el llamado Prado de la Paúl, es un pequeño embalse creado sobre una antigua zona encharcada. Su funcionamiento hidrológico está marcado, muy notablemente, por la estacionalidad.

Un saludable paseo a pie por estos parajes nos permitirá descubrir y disfrutar de muy diversas formas de vida: plantas que son rarezas mundiales, juncos adaptados a la salinidad, aves acuáticas…..

Aunque este Biotopo protegido puede se visitado durante todo el año, os recomendamos desde aquí muy especialmente las visitas guiadas (son gratis) que la Oficina de Turismo de Laguardia organiza a partir de Semana Santa. Como ejemplo de lo que os podéis encontrar os recomendamos este artículo que os narra un maravilloso día de paseo por esta zona.

Así que, preparad vuestro calzado cómodo y a gozar… ¡¡que llega el buen tiempo!!

 

Anímate a comentar