En la línea de salida…

Roberto Frías
septiembre 7, 2017

En Rioja ya comienza a “oler” a vendimia.  Desde el pasado mes de febrero ya comenzó a hacer algo más calor de lo habitual, pero fue en marzo y mayo cuando las temperaturas fueron ostensiblemente más altas de lo que pudiera considerarse como normal.  El ciclo vegetativo se aceleró y las vides comenzaron a “trabajar” a marchas forzadas llevándonos hasta la situación actual en la que el adelanto en el estado fenológico, en relación con el año pasado, oscila en nuestros viñedos entre dos y tres semanas.  Tan es así, que tenemos previsto iniciar la vendimia de Tempranillo el próximo lunes día 11 de septiembre en nuestro viñedo “Los Cuartos”.  Como comparativa, sirva decir que el año pasado comenzamos la vendimia en este mismo viñedo el día 29 del mismo mes. Finalizada vendimia en Los Cuartos continuaremos en Montecillo que, también, “está llamando a la puerta”.

A priori, si el tiempo lo permite, da la sensación de que va a ser una vendimia larga en el tiempo pero corta en cantidad.  Larga en el tiempo porque va a haber que esperar a que la uva surgida en los viñedos afectados por la helada del pasado 28 de abril madure en condiciones.  Corta en cantidad porque la fertilidad de nuestras plantas -número de racimos y tamaño de los mismos- es ostensiblemente inferior a la de la cosecha 2.016 y porque la recuperación de producción en los viñedos helados ha sido discreta.  Aun así, nuestras expectativas de producción han mejorado un poco tras los 50 mm de lluvia recogidos a lo largo de la semana pasada.

En cuanto a calidad, tras los análisis ya realizados y las catas de uva efectuadas, la cosa apunta bastante bien, pero falta ver cómo es el remate final de la maduración para lo cual va a resultar clave la meteorología.  En principio, los pronósticos parecen buenos ya que no se anuncian lluvias y las temperaturas van a ser suaves y moduladas por viento del Norte.

En Ribera, la situación es algo similar a la de Rioja pero con un adelanto sensiblemente mayor debido a que la producción de nuestro viñedo es muy baja consecuencia de  la helada del 28 de abril.  Mañana procederemos a hacer los primeros análisis de maduración y tendremos datos más concretos, pero, por lo que se ve…. en poco está.

 

Anímate a comentar