A punto de comenzar

Roberto Frías
septiembre 17, 2015

Como os comentaba en nuestro anterior post, el pasado día 13 de julio vi que comenzaba a enverar alguna baya de Tempranillo en nuestro viñedo Montecillo.   Desde entonces han trascurrido 68 días con sus respectivas noches…y la vendimia 2015 está ya en ciernes.  Salvo contratiempo, comenzaremos con la selección y cosecha este mismo fin de semana.  A mano, por supuesto. Y, además, estrenando nuevas instalaciones

Este año la vendimia se ha adelantado.  Las temperaturas anormalmente altas que vivimos durante mes de mayo aceleraron el proceso de crecimiento de las vides provocando que, finalmente, comencemos la vendimia con 15 días de antelación.

Por estos lares el mes de julio también fue caluroso, pero no tanto como en otros lugares de España.  En cuanto a agosto, ha sido muy inestable y complicado con temperaturas suaves durante las tres primeras semanas y elevadas durante la última, en la que, además, se produjeron fuertes tormentas de lluvia, viento y pedrisco.  Por fortuna, nos libramos del pedrisco, aunque anduvo cerca.

Foto Justo Rodríguez (Diario La Rioja)

Foto Justo Rodríguez (Diario La Rioja)

Actualmente tenemos depositada nuestra esperanza en lo que queda de septiembre, un mes que suele ser determinante para la calidad de la cosecha.  Se pronostican temperaturas máximas diurnas de unos 20 – 22 ºC y mínimas de 6 – 8 ºC acompañadas de sol y ligero viento del Norte – Noroeste.  Aquello del ‘cierzo’ que decimos en el Valle del Ebro.

Si ésto se cumple, el remate final de la maduración de nuestras uvas será óptimo porque tendrá lugar con temperaturas medias diarias inferiores o próximas a los 15 ºC, condiciones que se dan en las denominadas en los tratados de viticultura como zonas “Alpha”.   La acumulación de azúcar se detendrá (ya tenemos suficiente) y podrá aumentar el contenido y la calidad de los añorados polifenoles.

Espero y deseo que así sea.

Anímate a comentar